Combatir y prevenir los incendios forestales está en nuestras manos y es una tarea de todos, tanto de instituciones como de ciudadanos.

Te contamos cómo prevenir lo incendios forestales. España es uno de los países europeos en los que más hectáreas de bosque y monte se queman al año. Un país en el que año tras año comprobamos como desaparecen de forma vertiginosa espacios con un alto valor ecológico.

Según queda recogido en el código penal, la quema intencionada de superficie forestal acarrea penas de prisión de 1 a 5 años y en el caso de existir además peligro para las personas, la pena es de 10 a 20 años. Pero lamentablemente en la mayor parte de los casos encontrar al culpable es casi imposible.

Durante el verano se dispara el riesgo de incendios forestales. Es en esta época del año cuando se suele dar la peor de las combinaciones. Temperaturas superiores a 30°C, humedad relativa por debajo del 30% y vientos de más de 30 km/h. El escenario ideal para que un pequeño foco de fuego se convierta en una auténtica catástrofe.

Las comunidades autónomas son las que tienen la competencia en materia de prevención y extinción de incendios, pero es la suma de los esfuerzos de todos la que conseguirá una prevención eficaz de los incendios forestales.

¿Qué podemos hacer los ciudadanos para prevenir los incendios forestales?

Cualquier ciudadano de a pie cuando sale al campo o a la montaña y simplemente realizando unos pequeños gestos, puede llegar a ser parte activa en la prevención de incendios forestales. Veamos a continuación algunas de las acciones que podemos llevar a cabo en la labor de prevención:

  • Evitar dejar basuras en el monte, ya que tanto cristales como otras clases de materiales pueden provocar un fuego mediante el conocido “efecto lupa”.
  • No tirar colillas ni fósforos en el campo o monte ni en las cunetas de caminos o carreteras.
  • No encender fuego en el monte jamás, aunque cada comunidad autónoma tiene su propia normativa sobre esta materia. Hay algunas que no dejan encender fuego nunca sin autorización previa y otras que solo lo prohíben en los meses de más calor.
  • No utilizar herramientas que puedan generar chispas.

Los agricultores juegan también un papel muy importante en las labores de prevención de incendios forestales, debiendo seguir en todo momento las recomendaciones sobre quema de rastrojos y extremar las precauciones en el uso de cosechadoras y maquinaria pesada, ya que las chispas son muy peligrosas. Además es recomendable que:

  • Cuando se vaya a hacer una quema se solicite siempre una autorización.
  • En época de extremo calor no utilizar maquinaria agrícola o forestal que pueda provocar chispas.
  • Cumplir con las restricciones de acceso a zonas forestales en épocas de calor.
  • Extremar las precauciones si es necesario utilizar fuego en las actividades agrícolas.

Acciones preventivas contra incendios forestales por parte de las administraciones públicas

La Administración General del Estado, en coordinación con las comunidades autónomas, ejecuta programas de prevención de incendios forestales, según lo establecido en el artículo 44 de la Ley 43/2003, de 21 de noviembre, de Montes. Labores como crear cortafuegos, mantener limpios y desbrozados los montes, el pastoreo controlado o mejorar la educación medioambiental, son algunas de ellas.

Existen tres tipos de acciones que se llevan a cabo en este ámbito:

  1. Actuaciones directas de prevención con objeto de reducir o anular la probabilidad de que se inicie un fuego, así como de limitar sus efectos si se produjera.
  2. Acciones de sensibilización y concienciación para fomentar la responsabilidad, la reflexión y la iniciativa necesarias en la sociedad para conseguir de esta forma comportamientos adecuados con respecto al problema de los incendios forestales.
  3. Actuaciones de prevención en el marco de la gestión forestal sostenible la cual contribuye a la protección de los bosques frente a amenazas como los incendios forestales.

Cómo actuar si nos encontramos con un incendio forestal

En caso de que descubramos un posible incendio forestal o simplemente humo en el monte, la Ley de Montes obliga a toda persona a avisar lo más rápido posible al teléfono de emergencias 112. Será muy recomendable seguir también los siguientes consejos:

  • En el caso de que este incendio esté demasiado cerca y nos genere una situación de peligro jamás deberemos intentar huir en la dirección del viento, ya que es el camino lógico que seguirán las llamas.
  • Deberemos dirigirnos a zonas con escasa o nula vegetación, y nunca hacia barrancos sin salida, ni ascender por las laderas ya que el fuego trepa con facilidad.
  • Si tenemos ya el fuego muy cerca deberemos intentar huir por los laterales hacia la zona ya quemada. No hay que atravesar por las llamas si no vemos con claridad lo que hay al otro lado.
  • Si el fuego es todavía incipiente deberemos tratar de apagarlo usando agua, ramas o tierra.
  • Si se prende nuestra ropa deberemos rodar sobre el suelo o sofocar el fuego con ropa gruesa.

En Firext te asesoraremos sobre cuáles son los sistemas más eficaces de protección contra incendios en caso de que tu vivienda esté situada en una zona de peligro. Consulta a nuestros expertos, con una amplia experiencia en el sector, sobre cuál es el sistema contra incendios que más se ajusta a tus necesidades en el teléfono  916782878 o a través del email info@firext.es.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Que son las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies