Es algo que damos por sentado, pero te has preguntado alguna vez ¿Qué debemos hacer en caso de incendio?

Una de las situaciones más desagradables y traumáticas que podemos sufrir a lo largo de nuestra vida, tanto en el hogar como en la empresa, es la de sufrir un incendio.

En caso de incendio, y nada más detectar el humo o fuego, lo primero y más difícil que debemos siempre hacer es mantener la calma. Una actitud lo más serena posible será una gran aliada a la hora de afrontar el problema.

Una vez conseguido el punto anterior, tendremos que ponernos en contacto con los bomberos al mismo tiempo que llevamos a cabo una serie de acciones para, en primer lugar protegernos, y en segundo y si es posible, proteger el inmueble en el que se ha desatado el fuego.

No obstante hay que destacar que en caso de incendio las medidas de prevención son básicas. Contar con un sistema de protección contra incendios, es decir, con el conjunto de medidas que se disponen en los edificios para la protección contra la acción del fuego, siempre será de valiosa ayuda. Gracias a estos sistemas se alertará de forma inmediata ante un incendio al detectar el humo en cuanto se produce.

Acciones básicas a realizar al producirse un incendio

Una vez que detectamos un incendio, y mientras sea todavía pequeño y controlable, es muy importante saber exactamente qué hacer y cómo hacerlo para evitar que se propague y para intentar minimizar los daños materiales.

Por lo tanto, es muy importante que llevemos a cabo, en la medida de lo posible, las siguientes acciones:

  • Cortar la corriente eléctrica y la entrada de gas para evitar de esta forma una posible explosión.
  • Retirar los productos inflamables que se encuentren cerca del fuego.
  • Utilizar el extintor si lo tenemos a mano y pensamos que el fuego es controlable.
  • Identificar la salida o salidas para escapar rápidamente del lugar en caso de que sea necesario.

Qué hacer si el fuego se extiende

Si pese a haber realizado todas las acciones anteriores el fuego se extiende, o bien lo encontramos ya descontrolado, no conviene que corramos ningún tipo de riesgo físico. El fuego se propaga rápidamente en cuestión de minutos.

En este caso deberemos realizar las siguientes acciones:

  • Llamar a los servicios de emergencia en el teléfono 112.
  • Al salir del inmueble incendiado cerrar todas las puertas que sea posible para frenar el avance del fuego.
  • No usar jamás los ascensores, aunque nos encontremos en un piso muy alto.
  • Si hay humo en la escalera no hay que abandonar el lugar.
  • Salir de la zona gateando para evitar intoxicarnos con el humo ya que tanto éste como los gases tóxicos tienden a subir con el calor.
  • Taparse la boca con un paño húmedo para inhalar la menor cantidad posible de humo y gases.
  • Al abrir una puerta para comprobar si hay fuego detrás hay que hacerlo lentamente, nunca de golpe.
  • En caso de que no podamos abandonar el lugar conviene encerrarse en una habitación con ventana y tapar la ranura de debajo de la puerta con trapos mojados para evitar que entre el humo.

Lo que no debemos hacer nunca en caso de incendio

En caso de incendio, lo primero que se nos pasa por la cabeza es sofocarlo con agua, pero esto puede ser fatal en muchos casos y provocar el efecto contrario al que estábamos buscando.

Al igual que existen una serie de recomendaciones que seguir en caso de incendio, también hay otras tantas de acciones que no realizar jamás si se da el caso:

  • Hay que tener mucho cuidado con el agua ya que no funciona con todo tipo de incendios, pudiendo ser hasta contraproducente. Nunca debe usarse por ejemplo en el caso de incendios eléctricos o cuando estén implicados líquidos inflamables, como aceite o gasolina. En este caso para sofocar el incendio habría que utilizar siempre paños humedecidos y escurridos.
  • Dejar nuestra boca y nariz sin cubrir es otro típico error. Deberemos cubrir estas zonas con alguna prenda.
  • Utilizar el extintor con el aire en contra, el cual impedirá que se apague el fuego. Hay que ubicarse a favor del viento.
  • Ponerse nervioso y perder los papeles. Deberemos siempre mantener la calma en la medida de lo posible.
  • Regresar al lugar del incendio porque se nos ha olvidado algún objeto.

En Firext te ayudamos a prevenir y atajar cualquier tipo de incendio antes de que sea demasiado tarde. Para ello ponemos a tu disposición novedosos sistemas de protección contra incendios para todo tipo de edificios así como un personal profesional con una amplia experiencia en el sector. Consulta a nuestros expertos cuál es el sistema contra incendios que más se ajusta a tus necesidades en el teléfono  916782878 o a través del email info@firext.es.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Que son las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies