Los sistemas de protección pasiva contra incendios (PPCI), como su propio nombre indica, no sirven para extinguir un conato incendio como ocurre con los de protección activa sino que sirven evitar el inicio de un fuego y su propagación, así como para facilitar la evacuación de las personas y a la vez, favorecer su extinción. Estos sistemas se concretan en:

  • Cortafuegos: Puertas, compuertas, cierres, cortinas.
  • Materiales resistentes al fuego: Paredes y forjados, falsos techos, sistemas de acristalamiento, barreras y sellado de pasos de instalaciones y otros tipos de sellado, conductos y franjas

Repasaremos brevemente cada uno de estos materiales, si bien conviene recordar que cada uno conlleva aparejados una serie de mantenimiento y permisos que mantendrán la protección de los edificios en las mejores condiciones y con un cumplimiento óptimo de la legislación vigente en materia de seguridad.

Se dividen en cortafuegos y en proyectados – los que están formados a base de fibras minerales o como los cementos, yesos y arcillas -, y reactivos, que son los que se expanden por la acción del calor, y pilares o elementos discontinuos y materiales no rígidos o semirígidos.

Las puertas cortafuegos son cerramientos de metal, madera o vidrio instalados para evitar la propagación del incendio mediante la compartimentación y permitir así una rápida evacuación.

En Firext tenemos este tipo de puertas que ofrecen distintos tiempos de resistencia al fuego, en cumplimiento de la normativa vigente y con la correspondiente certificación CE y otros certificados de homologación de los ensayos realizados.

Dichas puertas pueden ser pivotantes, abatibles, correderas, guillotinas y enrollables, siendo las más comunes las pivotantes metálicas, cuya temperatura no puede pasar de 140 grados centígrados de media y que su marco de no pase de los 360 grados que además presentan la estanqueidad a gases inflamables.

La normativa establece que toda puerta cortafuegos debe estar cerrada en el momento que se precise y, por tanto, debe tener un sistema que la cierre automáticamente si está abierta.

Además de estas puertas, también realizamos el sellado de pasos de instalaciones, proyecciones de mortero ignífugo y lana de roca, pintura ignífuga y franjas cortafuegos.

En Firext disponemos también de señalización fotoluminiscente necesaria para facilitar la evacuación en ausencia total de luz, indicando el recorrido de evacuación y los equipos de protección con los correspondientes certificados de instalación y ensayos con la garantía de calidad, fiabilidad y eficacia.

Todos los sistemas PPCI deben estar identificados con etiquetas resistentes que contengan el tipo de sistema que se trata, la información de la resistencia al fuego que proporciona, su fecha de ejecución o instalación y la entidad instaladora del mismo.

Entre las diferentes y variadas posibilidades de materiales de protección pasiva que se adecuen a las necesidades de cada edificio, la elección de un sistema de PPCI o de otro vendrá determinada por la integración de varios aspectos entre los que se encuentran la resistencia al fuego requerida y las condiciones ambientales, la robustez frente al daño por impacto y vibraciones, la apariencia estética, y el capital económico disponible y el coste de mantenimiento.

Podemos asesorarte sobre la mejor solución que se adapte a tus necesidades y su adecuado mantenimiento, llámanos al 916782878 o escríbenos a info@firext.es.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Que son las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies