Los sistemas de detección de incendios son dispositivos que sirven para avisar de cualquier conato de fuego que se produzca y así evitar que éste se propague.

Básicamente constan de detectores de incendios, pulsadores de alarma y sirenas y una central de detección que recoge los datos de dichos detectores colocados en el local y gestiona el aviso para la actuación oportuna en cada caso.

Sistemas de protección contra incendios

Las circunstancias y el uso de cada local, sin olvidar la normativa pertinente, aconsejarán la elección necesaria de los diversos tipos de dispositivos de activación, tanto automáticos como manuales que existen y entre los que se encuentran:

  • Detectores de temperatura, que pueden ser ópticos, térmicos (más adecuados en lugares donde se puedan preveer incendios de rápido desarrollo o que presenten circunstancias que puedan ocasionar falsas alarmas) y térmico-velocimétricos, que combinan las tecnologías de los sistemas antes indicados.
  • Detectores de gases
  • Detectores de llamas, por infrarrojos, ultravioleta o el que combina la detección de ambos
  • Detectores de humos, que se clasifican en iónicos, ópticos o fotoeléctricos.
  • Cámaras de seguridad IP, que conectadas a un ordenador y mediante la grabación de vídeo permite descartar falsas alarmas y realizar otras actuaciones encaminadas a disminuir los peligros de cualquier conato de fuego o, en su caso, activar la llamada a servicios de intervención o avisar de la necesidad de evacuación urgente.

En lo que se refiere a las centrales de detección existen dos tipos: las denominadas convencionales y las analógicas. En   las de detección convencional los elementos detectores se localizan por zonas y suele ser las más utilizadas en locales pequeños y aparcamientos, ya que permiten una mayor duración de los equipos con un mantenimiento mínimo y menor dificultad en su manejo.

En el caso de garajes y aparcamientos, son especialmente interesantes de utilizar los detectores de monóxido de carbono (CO), debido a la peligrosidad de este gas y porque es obligatorio su uso en este tipo de estancias y en los túneles.

La central de detección analógica reconoce individualmente cada detector o pulsador, lo que lo sitúa como más adecuado para edificios más grandes, tales como hoteles, hospitales, residencias y, donde una actuación rápida de supresión de los conatos evita grandes problemas y consecuencias negativas.

Este sistema además permite controlar desde un único punto otros dispositivos relacionados con la protección antincendios como son las puertas cortafuegos o los sistemas de climatización que pudieran agravar la situación.

Además es muy importante realizar el mantenimiento adecuado de estos sistemas a través de revisiones y verificaciones de su buen funcionamiento tanto por la seguridad que nos ofrece como por el cumplimiento de la normativa legal vigente.

Estas revisiones se tienen que hacer por profesional formado y acreditado.

En Firext contamos con el personal especializado que estudiará cada caso particular para ofrecer el mejor servicio que se adecue a cada necesidad de protección frente al fuego, cumpliendo todos los estándares oficiales de seguridad.

Si necesitas asesoramiento para una posible actualización de la instalación que ya dispongas, o el correspondiente mantenimiento de los sistemas ya instalados, escríbenos a info@firext.es o llámanos al 916782878.

Si lo que necesitas es una instalación total, contáctanos y realizaremos un estudio previo de la protección más adecuada al local, negocio o comunidad de vecinos, el visado del proyecto y la legalización de la instalación ante las entidades de control así como la realización de los requeridos informes técnicos, es decir una atención integral y completa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Que son las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies