Un sistema de protección contra Incendios es el conjunto de medidas que se disponen en los edificios para la protección contra la acción del fuego.

Las instalaciones contra incendios se rigen por el Reglamento de Prevención de Incendios a nivel autonómico así como por la Ordenanza de Prevención de Incendios a nivel municipal. En España, la ordenanza contra incendios del sector industrial se contempla en el Real Decreto 2267/2004, donde se establece el reglamento de seguridad contra incendios en los establecimientos industriales.

La protección contra incendios (PCI) en naves industriales es un elemento de seguridad imprescindible, tanto por la propia integridad física de las personas que trabajan en ellas como por las graves consecuencias que un incendio puede provocar en un inmueble de estas características.

Una nave industrial es un lugar especialmente sensible y peligroso en lo que a incendios se refiere ya que en ellas se suele almacenar material altamente inflamable. Es por lo tanto de vital importancia instalar un adecuado sistema de protección contra incendios en éstas. La puesta en funcionamiento de una instalación contra incendios en naves industriales, requerirá siempre del certificado de una empresa instaladora homologada que asegure el cumplimiento de la normativa en vigor.

Consultoría previa

Antes de instalar un sistema de protección contra incendios es muy importante analizar las necesidades y problemática de cada cliente. Esto se lleva a cabo mediante un servicio de consultoría (evaluación de riesgos, legalizaciones, auditorías). Una vez realizado este estudio previo se plantea la instalación tanto de sistemas de protección activa contra Incendios (detección, control y extinción) como de protección pasiva (sectorización, protección estructural, evacuación, etc.).

Medidas de protección en naves industriales

Toda instalación contra incendios se basa en dos tipos de medidas denominadas medidas de protección pasivas y activas.

  • Medidas de protección activa contra incendios: Son todas aquellas que permiten detectar y extinguir un incendio en sus inicios de forma rápida, evitando de esta forma su propagación. Por ejemplo, dispositivos de detección y alarma, extintores, extinción automática (gases, agua pulverizada, espuma, etc.), grupos de presión, etc.
  • Medidas de protección pasiva contra incendios: Atacan la extinción del fuego desde la base, protegiendo las estructuras y los bienes inmuebles de un emplazamiento. Pueden garantizar de este modo la estabilidad de las estructuras de los edificios. Por ejemplo, puertas cortafuegos, estructuras ignífugas con materiales resistentes a las llamas, señalización de elementos contra incendios, vías de evacuación y seguridad, etc.

Sistemas de extinción de incendios más comunes en naves industriales

El mercado de la protección contra incendios industriales ofrece múltiples soluciones que garantizan la seguridad de una nave en el caso de que se produzca un fuego.

En primer lugar, es esencial colocar hidrantes y sistemas de abastecimiento de agua para apagar las llamas con la ayuda de una manguera. Las bocas de incendio son también un elemento básico en toda nave industrial. Constan de un armario con una manguera y una válvula para regular el paso del agua y permiten suministrar agua a los bomberos, pudiendo ir ancladas a la pared o al suelo.

Otro de los sistemas esenciales que debe tener instalado una nave industrial es una columna seca. Los bomberos la utilizan para derivar agua del exterior y conducirla hacia el interior para apagar de esta forma el fuego.

También son imprescindibles los extintores, elementales para apagar pequeños focos de fuego. En el mercado existen diversos tipos de extintores, en función del tipo de fuego que se tenga que apagar (originado por combustibles sólidos, líquidos…) o según el método que se utilice para sofocarlo (CO2, agua, espuma, polvo…).

Los rociadores automáticos son otro elemento que no puede faltar en una nave industrial. Están conectados a un detector de incendios que los activa nada más detectar algún cambio en la temperatura de la nave o bien al detectar humo.

En último lugar, sistemas como el agua nebulizada, los agentes gaseosos, el polvo químico seco o la espuma física, son básicos para garantizar la seguridad contra incendios de cualquier nave industrial.

Ventajas del uso de un Sistema de Protección contra Incendios en naves industriales

Contar con un sistema de prevención contra incendios es muy importante, y tratándose de una nave industrial, una medida fundamental.

Un sistema de protección contra Incendios en naves industriales aporta múltiples beneficios, como por ejemplo la detección de olores peligrosos como los escapes de gases tóxicos; la alerta inmediata al detectar humo; la vigilancia por monitorización las 24 horas; la capacidad de reacción instantánea para evitar daños mayores; y lo más importante, la tranquilidad que estos sistemas nos brindan. Aunque no nos encontremos en la nave el sistema se encargará de alertar siempre de manera inmediata.

Por todo esto, es fundamental disponer de sistemas de protección contra incendios en las naves industriales, ya que la labor de prevención permitirá adelantarnos a cualquier posible problema provocado por el fuego.

En Firext contamos con los sistemas más innovadores de protección contra incendios en naves industriales así como con personal profesional con una larga trayectoria en el sector. Consulta a nuestros expertos cuál es el sistema contra incendios que más se ajusta a tus necesidades en el teléfono  916782878 o a través del email info@firext.es.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Que son las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies