Sistemas de extinción de incendios

Los sistemas de extinción de incendios varían de acuerdo al sistema y
el elemento encargado de sofocar las llamas. Llámanos: 91 678 28 78

Los métodos de extinción de incendios varían de acuerdo al sistema y el elemento encargado de sofocar las llamas.

Los sistemas de extinción de incendios consisten en ser un medio activo de protección contra incendios por el que mediante agentes extintores (agua, polvo, espuma, CO2 y otros gases), contenidos en botellas o conducidos por tuberías hasta los dispositivos manuales (bocas de incendio, hidrantes o columna seca) o automáticos (rociadores de agua pulverizada o nebulizada) nos permiten controlar los incendios hasta la llegada de los bomberos para su extinción completa.

Los sistemas de extinción contra incendios se clasifican en:

  • Extintores: El extintor portátil de incendios, por sus características, es el medio básico de lucha contra incendios, ya que con el puede obtenerse gran accesibilidad, variada gama de agentes extintores aplicables a todos los tipos de fuego, sin originar trastornos importantes en el entorno. Sin embargo, debido a su uso manual y a su limitada efectividad, debe ponerse especial cuidado en su elección y mantenimiento.
  • BIE: Boca de Incendio Equipada esel conjunto de elementos necesarios para transportar y proyectar agua desde un punto fijo de una red de abastecimiento de agua hasta el lugar del fuego, incluyendo los elementos de soporte, medición de presión y protección del conjunto.

Las condiciones establecidas de presión, caudal y reserva de agua deberán estar garantizadas.

El abastecimiento de las BIEs deberá estar garantizado durante una hora, como mínimo, en la hipótesis de funcionamiento simultáneo de las dos B.I.E. hidráulicamente más desfavorable, una presión dinámica mínima de 2 bar en el orificio de salida de cualquier B.I.E.

El sistema de B.I.E. se someterá, antes de su puesta en servicio, a una prueba de estanquidad y resistencia mecánica, sometiendo a la red a una presión estática igual a la máxima de servicio y como mínimo a 980 kPa (10 kg/cm2), manteniendo dicha presión de prueba durante dos horas, como mínimo, no debiendo aparecer fugas en ningún punto de la instalación.

Extinción de campanas de cocina

Desde la publicación del Código Técnico de la Edificación (CTE) se exige la instalación de un sistema de extinción automática en cocinas cuya potencia superen los límites establecidos en dicho documento, pero todavía en España no hay ninguna norma explícita que regule cómo ha de ser esta instalación.

En Firext disponemos desde los sistemas de extinción de campanas más sencillos (con rociadores) a los más sofisticados (con sondas de temperatura).

Ambos sistemas consisten en una red de tuberías que conectan una botella cargada con agente extintor para fuegos de tipo F con varios difusores que descargan dicho agente sobre los elementos de la cocina requeridos.

El agente extintor es una solución acuosa no tóxica.

Grupo de presión

Tiene la misión de suministrar un caudal de agua determinado a una presión suficiente en los distintos puntos de suministro de una instalación de protección contra incendios. Su diseño debe estar sujeto a la normativa aplicable para protección contra incendios correspondiente.

El agua, considerado como el agente extintor por excelencia, actúa a modo de refrigerante sobre el foco de combustión. Existen diferentes medios para disipar el calor generado, ya sea mediante bocas contra incendios (BIE), rociadores (ROC) o columnas hidrantes (CHE). La característica principal de todos estos métodos de extinción de incendios es la necesidad de disponer de agua a presión.

Básicamente un grupo contra incendios está formado por:

  • Bomba principal eléctrica
  • Bomba de reserva diesel / eléctrica – bomba auxiliar (jockey)
  • Cuadros eléctricos de control
  • Accesorios (valvulería, tuberías, bancada, etc…)

 

Rociadores

Los sprinklers son rociadores que descargan el agua en forma semiesférica en muy pequeñas gotas. Cubren una superficie variable en función del tipo de riego calculado.

Según la norma UNE-EN 12845/2004, los sistemas de rociadores automáticos están concebidos para detectar un conato de incendio y apagarlo o controlarlo para que pueda ser apagado por otros medios.

Cada sprinkler automático posee un cuerpo, una tobera de descarga, el deflector y un elemento fusible. El fusible puede ser un líquido dentro de un bulbo de vidrio.

Un sistema de rociadores comprende uno o más abastecimientos de agua y una o más instalaciones de rociadores; cada instalación comprende un puesto de control y una red de tuberías sobre la que se instalan cabezas de rociador en posiciones especificadas en el techo o falso techo y, en su caso, en estanterías, debajo de estantes y dentro de hornos y estufas.

Los rociadores funcionan a temperaturas predeterminadas para descargar agua sobre la parte afectada por el fuego en una zona. El paso de agua por la válvula de alarma pone en marcha una alarma de incendios. La temperatura de funcionamiento se elige, en general, en función de la temperatura ambiente.

Únicamente actúan los rociadores que se encuentran cerca del incendio, es decir, los que se calientan suficientemente.

Columna seca

El sistema de columna seca es un tipo de red de agua de protección contra incendios, que es de Uso Exclusivo de Bomberos.

El término “seca” indica que la tubería se encuentra normalmente vacía, hasta su carga por parte del Cuerpo de Bomberos para proceder a la extinción de un incendio dentro de un edificio en altura.

La alimentación de agua llega desde los propios camiones autobombas (con depósito) de los bomberos, que conectan sus mangueras en la toma de fachada, y, tras llenarse la tubería de agua hasta la altura que sea necesaria, también en las plantas afectadas.

El sistema de columna seca está compuesto de los siguientes elementos:

  • Toma de agua de fachada o zona fácilmente accesible al servicio contra incendios, con la indicación de uso exclusivo de los bomberos, provista de conexión siamesa, con llaves incorporadas y racores de 70 mm con tapa y llave de purga de 25 mm.
  • Columna ascendente de tubería de acero galvanizado y DN 80 mm.
  • Tomas de planta: en plantas pares hasta 8ª y en todas a partir de ésta provistas de conexión siamesa, con llaves incorporadas y racores de 45 mm con tapa.
  • Llave de seccionamiento: cada 4 plantas por encima de la de planta.

 

Hidrantes

Los hidrantes son un dispositivo, conectado a una red de abastecimiento de agua, y que se utiliza como sistema de extinción de incendio, mediante lanzas y mangueras conectadas a sus racores. También se emplean para suministrar agua a los vehículos autobomba de los Servicios de Bomberos. Son para uso exclusivo del Cuerpo de Bomberos y personal debidamente formado.

Los sistemas de hidrantes exteriores están compuestos por una fuente de abastecimiento de agua, una red de tuberías para agua de alimentación y los hidrantes exteriores necesarios. Los hidrantes exteriores serán del tipo de columna hidrante al exterior (CHE) o hidrante en arqueta (boca hidrante).

Las CHE se tienen que ajustar a lo establecido en las normas UNE 23.405 y UNE 23.406. Cuando se prevean riesgos de heladas, las columnas hidrantes serán del tipo de columna seca. Los racores y mangueras utilizados en las CHE necesitarán, antes de su fabricación o importación, ser aprobados de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 2 de este Reglamento, justificándose el cumplimiento de lo establecido en las normas UNE 23.400 y UNE 23.091.

Los hidrantes de arqueta se ajustarán a lo establecido en la norma UNE 23.407, salvo que existan especificaciones particulares de los servicios de extinción de incendios de los municipios en donde se instalen.

TIPOS de hidrantes

  1. Hidrante de columna: sobresale del terreno; en función de que la columna esté sin agua en situación normal o con agua permanentemente, será seco o húmedo, respectivamente.
  2. Hidrante de arqueta: se encuentra alojado en una arqueta, sin sobresalir del nivel del suelo; también podrá ser seco o húmedo.

Extinción por gas

Un sistema de extinción de incendio automática mediante agentes gaseosos es la solución más adecuada cuando se necesita una extinción lo más rápida posible debido al alto valor de los bienes a proteger.

En instalaciones como centros de transformación, centros de proceso de datos, salas de ordenadores, sistemas de alimentación ininterrumpida, cuadros eléctricos o campanas de extracción en cocinas industriales, un sistema de extinción por gas garantiza una extinción inmediata sin causar daños al resto de equipos y al personal que se encuentra en el recinto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Que son las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies